lunes, 19 de julio de 2010

No estaba muerto, estoy en Inglaterra

A veces creo que en vez de escribir una historia, escribí una epifanía. Los sueños sí se hacen realidad.
Hace un mes me estaba embarcando en un viaje, que muchos calificaron de locura. Hoy, con un mes acá, siento que la locura más grande sería volver a Venezuela, al menos sin darme unos seis meses más de estadía en el Reino Unido.
He vivido tanto, en tan poco tiempo, que siento que han pasado mil décadas.
Que, ¿cuándo vuelvo? Aún ni yo mismo sabría darme esa respuesta. Creo que, por el momento, me gusta jugar a esto del extranjero.
Hay días en los que despierto y me siento desorientado: no sé dónde estoy ni cómo llegué aquí. Extraño a mi familia y extraño a mis amigos; pero como dicen "Lo que no te mata te hace más fuerte" y yo voy a por la fortaleza.
Pensé que había dejado a la musa en Maiquetía o que vagaba solitaria en los jardines de la UCAB; mas vuelve paulatinamente y poco a poco la recupero.
Mientras tenga papel y tinta y, por supuesto, mis descabelladas ideas almacenadas en la caja de Pandora que se volvió mi mente, siempre tendré una nueva historia que contar.
Saludos desde el Reino Unido.
Au revoir, terrícolas.






L'Angelcek

PD: disculpen la brevedad de palabras, pero intenté aplicar el "Menos es más". Pronto volveré, con algo más elaborado.
PD2: Lo único que me falta en la foto es un koala para parecer MÁS turista. Shame on me.

2 comentarios:

-MaR- dijo...

Más pronto de lo que nos imaginamos, estaremos encontrándonos para que me des un poquito de esa vida y tanta madurez que se unieron de repente en tu camino...
Besos desde mi muy mundo y desde mi corazón!

Manolo Grande dijo...

This is not another serious comment, of that kind that people tend to leave in your blog.

Si llegas a ser famoso en cualquier ámbito del conocimiento humano, en tu artículo en Wikipedia tendrás varias etapas: "Early life and studies in Venezuela", "Eastbourne period", etc.

Hahahaha.